3 consejos para dejar de traducir en tu cabeza y empezar a pensar en otro idioma

idea-pensar-pensamiento

3 consejos para dejar de traducir en tu cabeza y empezar a pensar en otro idioma

La traducción directa es generalmente una de las estrategias que utilizamos automáticamente cuando empezamos a aprender un nuevo idioma: tomamos cada palabra y la “filtramos” a través de nuestra lengua materna.

 

Esto es un error que debemos corregir desde el principio.

 

Cuando aprendemos vocabulario nuevo, es importante entender completamente su significado, no solo literal, sino también cultural. Las palabras, de hecho, traen consigo algunos matices de significado que no siempre es posible traducir literalmente a nuestra lengua materna. Además, esta operación mental a largo plazo se revela poco efectiva y agotadora.

 

Por lo tanto, es necesario tomar nota del hecho de que no todas las palabras que encontramos son completamente traducibles.

De hecho, es mucho más importante entender el significado profundo y el sentimiento que estas palabras quieren transmitir.

Además, recuerda que no aprenderás cómo usarlas bien si siempre tratarás de traducirlas en tu mente.

 

Afortunadamente, existen diferentes estrategias para abandonar este hábito y hoy te mostraremos las mejores. ¡Espero que sirvan de ayuda!

 

1. Asociación

El primer método que puedes probar es la asociación de palabras con imágenes. Cuando empiezas a aprender un idioma, probablemente tenderás a asociar las nuevas palabras extranjeras con su equivalente en tu lengua materna. En cambio, trata de asociar una palabra con una imagen o un sentimiento. Esta técnica funciona mucho mejor que las simples traducciones mentales.

 

2. Post-it

¡Otro método muy efectivo es incluir notas Post-it en todo lo que te rodea! De acuerdo… ¡no realmente en todo!

Solo hazlo en los objetos de los que te interesa aprender el nombre extranjero.

Cada vez que te encontrarás con esta palabra, pensarás en el objeto y sabrás de inmediato lo que significa. Después de aprender los nombres básicos, puedes agregar al Post-it otros elementos gramaticales como adjetivos, frases hechas, etc.

Es un gran método a utilizar especialmente si tienes una fuerte memoria visual y necesitas una manera de relacionar lo que lees en los libros de texto con lo que ves en el mundo real.

 

3. Narración interna

Este método es particularmente eficaz para aquellos que pueden entender fácilmente un idioma extranjero, pero tienen un bloqueo mental cuando se trata de hablar.

Al oír hablar en otro idioma, parece que entiendes todo, pero cuando llega el momento de hablar, te quedas atascado y recurres a la traducción mental para asegurarte de encontrar las palabras adecuadas.

Una de las mejores formas de superar este obstáculo es contar todas tus acciones en voz alta. Puede comenzar describiendo lo que haces, lo que ves y lo que sientes.

Cuando finalmente llegará el momento en que realmente tendrás que conversar con alguien, descubrirás que puedes encontrar las palabras correctas sin tener que traducirlas.

Es probable que algunas palabras no se te ocurran fácilmente, así que mi consejo es usar diccionarios monolingües para aprender las palabras que no conoces. Es una excelente forma de aprender sin traducir.

 

¡Por hoy es todo!

 

¡Recuerda que CourseFinders pueda ayudarte a encontrar tu escuela de idiomas ideal!

En nuestro sitio podrás descubrir más de 6000 escuelas en más de 100 países diferentes.

¡Estoy seguro de que la academia de idiomas que estás buscando está entre ellas!

Lee también:

Consejos sobre cómo recordar vocabulario de una lengua extranjera

¡Anímate a aprender los idiomas cantando!

_________________________________________________________________________

Si este artículo te ha gustado, echa un vistazo a nuestro blog y síguenos en nuestras páginas de FacebookTwitter y Google+.

Encuentra la escuela perfecta para ti Usa Coursefinders para encontrar un curso para ti