Los 10 idiomas más difíciles de aprender para los hispanohablantes

mondo

Los 10 idiomas más difíciles de aprender para los hispanohablantes

 

Como puedes leer en este artículo, siendo hispanohablante, estás familiarizado con la gramática y el vocabulario de las lenguas latinas o romances más habladas y esto representa una gran ventaja al momento de aprender otro idioma de la misma familia: serás capaz de detectar similitudes y de hacer predicciones más precisas que alguien que no conoce ninguna lengua romance.

 

Hoy pero vamos a tratar de hacer una lista de los 10 idiomas más difíciles de aprender para los hispanoshablanes. Te darás cuenta que a veces estos idiomas son tan diferentes que parecen de otro planeta.

 

10. Alemán

 

El alemán presenta una amplia variedad de nombres y verbos, cuatro tipos de declinaciones y existe el género neutro. El idioma alemán merece un sitio en este listado no solo por su compleja gramática, sino también por la dificultad de que los hispanohablantes tienen al momento de pronunciar ciertas palabras.

 

9. Lituano

 

La conjugación de los verbos es muy compleja y el léxico es extremadamente arcaico. Algunas letras se escriben de manera diferente dependiendo de su función.

 

8. Ruso

 

Es un idioma complicado porque tiene mucha variedad de acentos. Su alfabeto es diferente del nuestro y la gramática irregular. La mayor dificultad es la falta de normas y léxico, así que el vocabulario es muy difícil de memorizar.

 

7. Finlandés

 

Su gramática se basa en la variación de cada palabra y la posición de las palabras determina el mensaje que se quiere comunicar. Es una lengua aglutinante, es decir, las palabras se forman a partir de la unión de ≪monemas≫ independientes, entonces no hay preposiciones y sufijos.

 

6. Japonés

 

Consta de más de 10.000 caracteres, tiene una estructura jerárquica de las frases y dos alfabetos fonéticos. El aspecto más difícil de este idioma es, sin duda, el alfabeto y la pronunciación correcta de sus 50 sonidos diferentes.

 

5. Húngaro

 

Es una lengua de la familia de lenguas urálica y es aglutinante (como el finlandés). La principal dificultad cuando se aprende húngaro es saber cómo escribir las palabras correctamente y saber distinguir entre vocales largas y breves.

 

4. Árabe

 

La gramática es el principal obstáculo cuando se empieza a aprender árabe. Además, hay muchas variaciones regionales y la pronunciación correcta de las palabras es bastante difícil. El alfabeto árabe consta de 28 consonantes además de un grafema especial (Hamza). El idioma árabe no utiliza vocales y por último… ¡se escribe de derecha a izquierda!

 

3. Polaco

 

Tiene un complejo sistema de consonantes (¡35!). Algunas vocales nasales se reproducen con un sonido que no existe en español. No hay artículos, existe el género neutro y, en plural, se hace una distinción entre sustantivos que denotan masculino/femenino y los que distinguen entre animales/humanos.

 

2.  Chino mandarín

 

En este idioma el significado de las palabras puede variar según del contexto. Hay cuatro tonos diferentes, casi imperceptibles, al pronunciar las palabras. El alfabeto es completamente distinto del nuestro. Y, si no fuese suficiente… ¡hay tantas variaciones regionales que hasta los chinos tienen muchas dificultades a entenderse entre ellos!

 

1. Coreano

 

Al principio te podrá parecer mucho más sencillo que los demás idiomas asiáticos dado a que es atonal y no tiene un sistema de escritura pictórica.

Pero, el mayor problema a la hora de aprender coreano es la gramática y sobre todo la conjugación de los verbos. Además, los adjetivos también se conjugan y tienen una infinidad de terminaciones posibles.

___________________________________________________________________________________

Síguenos también en nuestras redes sociales Facebook y Google+ o contáctanos en Twitter

Encuentra la escuela perfecta para ti Usa Coursefinders para encontrar un curso para ti