Errores comunes al aprender un idioma extranjero

Errores comunes al aprender un idioma extranjero

Tenemos gran variedad de errores comunes al aprender un idioma extranjero para elegir. Pero con planificación y una correcta preparación pronto estarás en tu camino a una de las más maravillosas y gratificantes experiencias de la vida.

No vamos a irnos por las ramas, aprender una segunda lengua no es tarea fácil. A menos que tengas una memoria fotográfica o hasta que Google invente un chip de memoria que se pueda insertar en nuestro cerebro, no hay atajos ni soluciones rápidas.

Uno de los errores comunes al aprender un idioma extranjero es esperar a que el idioma mágicamente entre en tu cabeza en cuestión de meses. Tenemos que ser conscientes de que para aprender un idioma extranjero es un proceso a largo plazo y hay que esforzarse. Sólo aprenderás, recordarás y utilizarás correctamente el idioma a un nivel avanzado y sonarás como un nativo si lo conviertes en parte de tu estilo de vida y lo disfrutas, ahora y siempre.

Con la dieta de la alcachofa adelgazarás a corto plazo, pero en cuanto la dejes engordarás de nuevo y volverás a las hamburguesas y patatas fritas.

La clave tanto para la alimentación saludable y el aprendizaje de una lengua extranjera es que entiendas lo que está haciendo, que realmente quieras hacerlo y que estés dispuesto a hacer los sacrificios y cambios necesarios para integrarla en tu vida diaria.

Otro de los errores comunes al aprender un idioma extranjero es ser negativo y tirar la toalla. Es muy normal decir cosas como “¡Soy demasiado mayor para aprender un idioma!” o “¡Los idiomas se me dan fatal!”. Puedes buscar muchas otras excusas si realmente quieres rendirte.

Algunas de estas cosas, por supuesto, puede ser influir en el aprendizaje de idiomas, pero no son lo suficientemente importantes como para impedir a un estudiante que logre su objetivo. No te engañes. Si realmente quieres aprender, puedes.

La realidad es que es mejor no pensar demasiado en el proceso ya que esto sólo te distrae y complica las cosas. Debe tratar de aprender un idioma extranjero como hacen los niños cuando aprenden su lengua materna, insertándolo en tu vida diaria y siendo constante.

Los niños no se preocupan cuando cometen errores inevitables de gramática, vocabulario o pronunciación. No llevan diccionarios o listas de verbos irregulares en sus bolsillos. A ellos no les da vergüenza sacar un cuaderno para anotar sus errores.

Hay tanto que aprender que es una pérdida de tiempo preocuparse por pequeños detalles. Cuanto más hables, escuches, leas y escribas, más rápido aprenderás. Es así de simple. Con la actitud correcta, cualquiera puede aprender un segundo idioma.

Además ¿por qué nos tiene que dar vergüenza? Tenemos que estar orgullosos de estar hablando y entendiendo otro idioma, al nivel que sea. Es un logro increíble. También es muy probable que la persona con la que estés hablando sólo pueda hablar un idioma y que se muera de envidia.

No querer cometer errores, es otro de los errores comunes al aprender un idioma extranjero. No querer cometer errores es, de hecho, un error. Debes esperar cometer un montón de errores, ya que para mejorar tienes que practicar mucho.

No te lo pongas demasiado fácil tampoco. Si escuchas constantemente podcasts de nivel pre-intermedio porque te gusta ser capaz de entenderlos perfectamente nunca vas a llegar al nivel avanzado. Cuando comprendas el 50% de un podcast de nivel avanzado, uno de nivel pre-intermedio lo comprenderás a la perfección.

No hablar lo suficiente con nativos es sin duda otro de los errores comunes al aprender un idioma extranjero. Esto puede ser porque estés aprendiendo el idioma en otro país con pocos nativos o porque te resulta más difícil entender a un hablante nativo. Pero seamos claros: tener contacto con nativos es esencial. Si quieres hablar como un nativo tienes que aprender de los nativos.

Hoy en día, gracias a Internet, clases online y cursos a distancia, hay muchas maneras de ponerse en contacto con hablantes nativos. Y puedes combinar esto con ver la televisión, vídeos y películas, leer libros y sitios web y escuchar la radio.

Tienes que empezar a usar estos recursos lo antes posible. Seguramente no entiendas mucho al principio, pero poco a poco, tu nivel mejorará a medida que vas poco a poco la luz y tengas más confianza en ti mismo. Con el tiempo serás capaz de hablar, escuchar, leer y escribir relajado. Y entonces será cuando realmente comiences a aprender.

Pero nunca dejarás de aprender, incluso cuando puedas entender y hablar con hablantes nativos con confianza. Te convertirás en una persona bilingüe y deberás dividir tu vida en actividades diarias que haces y disfrutas en un idioma y otras actividades que haces y disfrutas en el otro idioma.

Se podría argumentar que en realidad no aprendemos una lengua extranjera. Sí que es verdad que lo primero es tomar una decisión inicial de aprender un idioma extranjero, pero a partir de ese momento debes vivir el idioma. Esta es realmente a única manera de conseguir ser capaz de usar una segunda lengua como un nativo.

 

Laura Garrido Eslava for Coursefinders

Encuentra la escuela perfecta para ti Usa Coursefinders para encontrar un curso para ti