Aprender un idioma lo más rápido posible

Aprender un idioma lo más rápido posible

Creo que la mayoría de nosotros hemos intentado encontrar el método para aprender un idioma lo más rápido posible. Si lo necesitamos por trabajo o simplemente por placer, queremos encontrar el camino más corto. Para mí, este método es sin duda la inmersión lingüística.

La inmersión lingüística no es más que exponerse a una segunda lengua de forma intensiva. Lo mejor es irte a un país en el que se hable el idioma que quieres aprender. Si lo haces bien, es sin duda, la manera de aprender un idioma lo más rápido posible. Pero esto no consiste simplemente en irte de vacaciones a un lugar en el que la gente hable esta lengua. Es recomendable que sigas las siguientes pautas:

1. No te juntes con españoles o personas de habla hispana. Aunque te hayas decidido a aprender y practicar lo máximo posible, te sorprenderás de lo fácil que es caer en la tentación de rodearte de personas que hablan español. Esto solo ralentizará tu plan de aprender el idioma.

2. Pide por esa boca. Vete a la frutería y pide lo que quieras. Pregunta cuánto vale. Cuando vayas al supermercado, no pongas la excusa de que no hay oportunidad de hablar con nadie. Pregunta dónde está la sal o el azúcar. Escucha atentamente cuando te dicen lo que tienes que pagar, en lugar de mirar la cifra que pone en la caja. Huye de los restaurantes turísticos, investiga qué lugares frecuenta la gente de allí y practica hablar todo lo que puedas.

3. Nada de clases de idiomas. Piensa que las clases de idiomas las puedes tener en la academia de tu barrio. Has viajado para aprender un idioma lo más rápido posible. En las clases de idiomas que encuentres allí, probablemente conocerás españoles y te juntarás con ellos. Dices que no lo harás, pero te aseguro que es difícil no caer en la tentación.

4. Trabaja. Busca trabajo de lo que sea. Aunque vayas solo para poco tiempo a un lugar, intenta buscarte un trabajo temporal. Un trabajo de camarero por ejemplo es perfecto para practicar el idioma. Quizá pienses que tu nivel hablado es demasiado malo para ponerte a trabajar. Pues de eso nada. Te sorprendería conocer la cantidad de trabajos en los que no te piden un nivel alto en el idioma.

5. Hazte voluntario. Si no encuentras trabajo, no te desanimes. Hacerte voluntario es una buena opción. Puedes ofrecerte para trabajar en una tienda o en un restaurante y aunque no cobres  ganarás mucha más práctica en el idioma que si estás simplemente de vacaciones. Además no hace falta que estés todo el día trabajando. Tres o cuatro horitas al día es perfecto y luego sigues teniendo tu tiempo de ocio. Merece la pena trabajar sin cobrar si tienes siempre en mente que lo haces porque quieres aprender un idioma lo más rápido posible. Piensa que trabajar de voluntario es como tener clases de conversación gratis.

¿Y qué pasa si no puedes viajar a ningún lado? Aún así puedes hacer una seudo inmersión lingüística. Esto consiste en incluir el idioma en tu rutina diaria y hacerlo parte de tu vida. Ver películas en el idioma, leer libros en el idioma, revistas, páginas de Internet…  Aun así, te recomiendo que viajes a un país en el que se hable esta lengua cuando puedas cogerte unas vacaciones o para trabajar un tiempo. Ya que así tendrás la oportunidad de hacer una inmersión lingüística real y esta es la forma de aprender un idioma lo más rápido posible.

Encuentra la escuela perfecta para ti Usa Coursefinders para encontrar un curso para ti