Usar la radio para aprender un idioma

radio para aprender un idioma

Usar la radio para aprender un idioma es un consejo a tener en cuenta. Desgraciadamente no vas a ser capaz de aprender una lengua extranjera simplemente escuchando la radio (lo siento, nunca es así de fácil).

Aún así, la radio es una herramienta excelente cuando se utiliza junto con una amplia gama de otros recursos.

Internet facilita el uso de la radio para aprender un idioma. Con las emisoras de radio online, ahora tenemos acceso a la radio desde casi cualquier país.

La radio nos facilita canciones en el idioma que deseamos practicar, con auténtica pronunciación nativa, y también puede sintonizar programas de tertulias.

Ambos tienen sus ventajas y al usar la radio para aprender un idioma es recomendable escuchar un poco de ambos, como y cuando te apetezca. No seas demasiado rígido con tus estudios y no te preocupes por cambiar de planes, lo importante es que disfrutes aprendiendo y que no caigas en el aburrimiento.

Como harías con la radio de tu país natal, prueba algunas emisoras de radio diferentes hasta que encuentres las que realmente te gustan.

Si eres de los que disfruta del deporte, busca una emisora de radio que hable sobre deportes. Si te gusta la política, busca una emisora que se centre en noticias o debates políticos. Si te gusta la prensa rosa, busca una emisora que te mantenga informado de las últimas noticias del corazón.

Cuando ya hayas elegido qué emisoras de radio vas a escuchar, lo que tienes que hacer es reservar un momento del día para escuchar y asegurarse de hacerlo con constancia.

Cuando se utiliza la radio para aprender un idioma se puede dejar la radio encendida de fondo y tu subconsciente seguirá pasivamente recogiendo información útil, vocabulario, pronunciación y aspectos culturales. Puedes intercalar esto con períodos más activos e intensos, enfocados a escuchar con detenimiento.

Trata de no preocuparte demasiado si no entiendes todo lo que oyes. Incluso si no entiendes casi nada vas a seguir adaptando tu oído al sonido y al ritmo del idioma. Poco a poco irás mejorando y verás la luz al final del túnel.

Entender una lengua extranjera no es tarea fácil. Así que no te centres demasiado en lo que no entiendes, date una palmadita en la espalda por lo que sí entiendes y mira todo como un gran desafío a largo plazo que algún día lograrás.

Encuentra la escuela perfecta para ti Usa Coursefinders para encontrar un curso para ti